Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

CLASIFICACIÓN UICN

29/3/2014

             La Lista Roja de la UICN clasifica a las especies amenazadas en función de la importancia de las amenazas que recaen sobre su supervivencia en su medio natural.

 

             Empezaremos por:

 

  • EXTINTO (EX): una especie se extingue cuando su último ejemplar existente muere y no hay ningún integrante capaz de reproducirse y dar lugar a una nueva generación.
  •  

              Algunos aspectos que influyen en la extinción son: cuando solo sobrevive una reducida cantidad de miembros que son incapaces de reproducirse debido a problemas de salud, edad, distancia geográfica o por falta de individuos de ambos sexos (en las especies que se reproducen sexualmente).

 

              Por ejemplo el Tigre de Tasmania (thylacinus cynocephalus).

 

 

  • EXTINTO EN ESTADO SILVESTRE (EW): cuando los únicos miembros vivos están mantenidos en cautiverio.

 

              Entonces si existen ejemplares vivos en parques zoológicos ¿por qué no son reintroducidos en su hábitat de origen? Esta es una pregunta que muchos de vosotros os estéis haciendo.

 

               La reintroducción de las especies extintas en estado silvestre presenta muchas complicaciones. Los métodos de supervivencia en el ambiente natural, normalmente, son traspasados por los progenitores a sus descendientes, pero si los padres no están o se encuentran incapacitados el traspaso de información no se realizará. Por lo que, genéticamente la especie se mantiene intacta pero la transmisión de la información para la adaptación a su medio está perdida, y por lo tanto la supervivencia es inviable.

 

                Por ejemplo los Orix Cimitarra (oryx dammah): una de las razones del fracaso de la reintroducción fue porque los ejemplares nacidos en cautividad eran incapaces de encontrar agua en el desierto. Antes de que esta especie se extinguiera en su hábitat, los progenitores enseñaban a las crías a buscarla.